El indicador cero en la Responsabilidad Social Empresarial

Actualizado: 11 de ago de 2019

¡Una empresa socialmente responsable!... y de ahí en adelante usted podrá ver el logo “ESR” impreso en cada vitrina, material impreso, tarjetas de presentación y media kit de la empresa. Con ello “se supone” que ya está cumpliendo con las leyes, normas y reglamentos, según el indicador “0” de cada una de sus secciones (Calidad de vida en la empresa, Ética empresarial,  Vinculación de la empresa con la comunidad, Cuidado y preservación del medio ambiente).

Fuente: tomado del libro The Corporation, de Joel Bakan

En el indicador “0” la empresa siempre debe contestar “Si”, ya que se da por hecho que cualquier empresa comprometida con la RSE  debe cumplir con la ley. Sin embargo sería irresponsable usar este distintivo como la única herramienta para la gestión de la responsabilidad social. En esta ocasión me gustaría compartirles una herramienta diferente que atiende “el indicador 0”: la auditoría de responsabilidad social.


¿Qué es una Auditoría de Responsabilidad Social? Una auditoría de este tipo trata del cumplimiento de las leyes, reglamentos y normas  que toda empresa debe cumplir a nivel local, estatal, nacional, regional y/o de acuerdos internacionales en temas Laborales, de Seguridad e Higiene, Medio Ambiente, Derechos Humanos y  Ética.


El proceso de la auditoría se podría resumirse en cinco pasos:


El primer paso es la junta de apertura con la alta gerencia, donde el auditor se presenta, explica la agenda, la política de integridad, y se revisa la lista de documentos a verificar.


El segundo paso es un recorrido por las instalaciones, donde se verifica la higiene y seguridad, así como la integridad en el trato a los trabajadores. Es necesario revisar cualquier recoveco de la empresa al interior y al exterior, para asegurarse que no hay ningún riesgo ni violación que ponga en riesgo a los trabajadores o al medio ambiente.


En el tercer paso el auditor entrevista  a una muestra del total de empleados directos de la empresa que son seleccionados al azar de la lista de asistencia. El auditor siempre debe presentarse con el empleado mencionado su nombre, la empresa para la que trabaja, el motivo y alcance de la auditoría, la confidencialidad de la misma y preguntarle si está de acuerdo en contestar.


El cuarto paso es verificar los documentos de cumplimiento legal y del estándar de referencia, y al final juzgar de forma objetiva si cumplen con la ley o en su caso redactar un hallazgo en el reporte final.


El quinto paso consiste en la junta de cierre donde el auditor explica los hallazgos/no cumplimientos, así como las áreas fuertes de la empresa, y al final ambas partes firman el reporte final que será enviado al cliente, quien definirá el siguiente paso que puede ser una auditoría de seguimiento, y la suspensión temporal o hasta definitiva del proveedor en caso de hallar un caso de cero tolerancia (algunos ejemplos de cero tolerancia son: abuso, acoso, trabajo infantil, acceso negado al auditor, trabajo forzado, discriminación, soborno, corrupción, delito ambiental, entre otros).


Una auditoría podría verse de distintas formas según de donde se visualice.... desde los empresarios, los empleados o de la sociedad en general.

Para la empresa es un diagnóstico útil para tomar conciencia de la importancia de cumplir con la ley como primer paso para la mejora continua en el tema de responsabilidad social, además de un análisis de riesgos para prevenir y disminuir demandas laborales, accidentes y enfermedades de trabajo, emplazamientos y multas del gobierno, corrupción, soborno,  el acoso, la discriminación, y el abuso; y por consiguiente todos los gasto y la poca productividad que esto significa.


Para los empleados puede ser una herramienta para  defender sus derechos humanos y laborales, cuidar su salud, tomar conciencia del cuidado al medio ambiente, y llevar toda esta cultura de legalidad a su entorno fuera de la empresa.


Desde la perspectiva de la sociedad en general, es una herramienta para premiar o castigar el comportamiento ético de las empresas en aras de construir una mejor comunidad a través de la auditoría ciudadana y el consumo responsable, como bien se dice, la información es poder, y poder para el ciudadano. Reflexión: Un lamentable accidente donde participó una empresa que no cumplió con el indicador “0”: la empresa organizadora del Aeroshow Chihuahua 2013, juzgue usted la importancia o no de cumplir con el indicador “0”.


¿Y tú... qué estas haciendo?

17 vistas

Representantes en:

México: Chihuahua, Ciudad. Juárez, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey. // Tel. +52-614-306-2290 // contacto@flcglobal.com

Estados Unidos: El Paso TX // Ph +1-915-247-2051 // info@flcgobal.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon

© 2019 FLC Global