​El sembrador y el activo intangible


«Escuchad. Una vez salió un sembrador a sembrar. Y sucedió que, al sembrar, una parte cayó a lo largo del camino; vinieron las aves y se la comieron. Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde no tenía mucha tierra, y brotó en seguida por no tener hondura de tierra; pero cuando salió el sol se agostó y, por no tener raíz, se secó. Otra parte cayó entre abrojos; crecieron los abrojos y la ahogaron, y no dio fruto. Otras partes cayeron en tierra buena y, creciendo y desarrollándose, dieron fruto; unas produjeron treinta, otras sesenta, otras ciento». Y decía: «Quien tenga oídos para oír, que oiga».


Este extracto de una parábola que se puede encontrar en La Biblia, nos da un claro ejemplo de uno de los activos intangibles de la empresa: la Ética Empresarial, que es uno de los principios de la Responsabilidad Social.


Mucho se habla de la corrupción del gobierno y los políticos en los medios de comunicación, las redes sociales y la pláticas de sobremesa que tenemos con la familia, los amigos y los colegas de trabajo… poco se habla de la corrupción y el soborno hacia dentro y fuera de las empresas, a excepción de algunos de los escándalos de corrupción empresarial más publicitados en este año a nivel nacional: el caso de Oceanografía, la firma que presuntamente defraudó a Banamex y dependía en un 97% de los contratos de Pemex desde hace dos sexenios, y ni hablar del presunto conflicto de intereses de  las casas blancas que Grupo Higa vendió, regaló y/o prestó al Presidente Enrique Peña Nieto, al Secretario de Hacienda Luis Videgaray y a la Primera Dama, Angélica Rivera. Y a nivel de la ciudad y el estado de Chihuahua…bueno, “a mi que me esculquen” dirían los empresarios y gobernantes implicados que no se dieron cuenta de lo que firmaron.

¿Cuántas empresas habrán incurrido en casos de corrupción y soborno de las cuales la ciudadanía no tenemos ni idea?
Una vez escuche en cierta reunión a un empresario que comentaba lo difícil que era no darle su “mochada” al gobierno para ganar las licitaciones, ....

...¿qué es peor, dar una “mordida”, o dejar sin empleo a mis trabajadores y sin ingresos a sus familias?... Se preguntaba... ¿qué acaso no es peor el impacto social de despedir a sus empleados que el hecho de darle “su comisión” al  funcionario público?.

El expositor de dicha reunión le dijo:

...“la respuesta es denunciar anónimamente el acto de corrupción y ampliar su cartera de clientes para no depender del gobierno”...

Que fácil se escucha pero que difícil es vencer al oponente que te dice: no pasa nada, hazlo, una vez nada mas, otra vez mas, después dejas de hacerlo, eres un buen hombre, o ¿acaso quieres dejar sin sustento a esas familias?

Aquí una guía rápida de cómo cuidar un de los activos intangibles de su empresa, basado en un extracto de la sección de Comportamiento Ético de la norma ISO 26000.
“El principio es: una organización debería comportarse éticamente en todo momento.
  • El comportamiento de una organización debe basarse en la ética de la honestidad, la equidad y la integridad.

  • Esta ética implica una preocupación para las personas, los animales y el medio ambiente y un compromiso para hacer frente a los intereses de las partes interesadas.

  • Una organización debe promover activamente una conducta ética por: el desarrollo de las estructuras de gobierno que ayuden a promover la conducta ética dentro de la organización y en su interacciones con los demás; identificación, adopción y aplicación de normas de comportamiento ético adecuado a sus finalidades y actividades, y en consonancia con los principios establecidos en esta norma internacional;

  • Fomentar y promover la observancia de sus normas de comportamiento ético;

  • Definir y comunicar las normas de comportamiento ético que se esperan de su estructura de gobierno, personal, proveedores, contratistas y, en su caso, los propietarios, gerentes, y en particular de los que tengan la oportunidad de influir significativamente en los valores, la cultura, la integridad, la estrategia y la operación de la organización y las personas que actúen en su nombre, mientras que se preserve la identidad de la            cultural local;

  • Prevenir o resolver los conflictos de interés en toda la organización que podrían dar lugar a comportamiento poco ético;

  • El establecimiento de mecanismos de supervisión y controles para vigilar y aplicar el comportamiento ético;

  • El establecimiento de mecanismos para facilitar la denuncia de comportamiento no ético sin temor a represalias;

  • Reconocer y abordar situaciones en las que, o bien no existen, o entra en conflicto con las leyes y regulaciones locales de comportamiento ético; y

  • Respetar el bienestar de los animales, cuando afecte a sus vidas y su existencia, incluso asegurando las condiciones decentes de mantenimiento, la cría, producción y uso de animales”.

Generar riqueza como empresarios va más allá de incrementar “los ceros” de la cuenta bancaria, y crear empleos, significa sembrar semillas en buena tierra (el corazón del ser humano). El ser humano es como una semilla, el potencial que tiene para desarrollarse ya está en su ADN, una semilla de nuez, siempre dará nueces, lo que hace la diferencia en la calidad del fruto es el ambiente donde crece la semilla; entonces, si las empresas están formadas de seres humanos, ¿qué tipo de ambiente quiero en  mi empresa y en mi comunidad para el desarrollo de estas semillas? ¿Qué tipo de sembrador quieres ser?Ing. Jorge Uvalle Presidente y Director General de FLC Global Consultor y Auditor de RSE en México y Estados Unidos jorge.uvalle@flcglobal.com Twitter: @jorgeuvalle
3 vistas

Representantes en:

México: Chihuahua, Ciudad. Juárez, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey. // Tel. +52-614-306-2290 // contacto@flcglobal.com

Estados Unidos: El Paso TX // Ph +1-915-247-2051 // info@flcgobal.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon

© 2019 FLC Global